Especialidad de la Odontología encargada de diagnosticar, integralmente al paciente, reconociendo los distintos grados de complejidad para planificar tratamientos tendientes a devolver función y estética, mediante diversas técnicas restauradoras y protésicas además de funcionar coordinadamente con otras especialidades para lograr este objetivo.

PRÓTESIS FIJA:
Incluye dos tipos de tratamiento las coronas (prótesis fija singular) y los puentes fijos (prótesis fija plural)

CORONAS:
Las coronas son una técnica de Rehabilitación utilizada principalmente para restaurar piezas con gran destrucción coronaria o fracturadas, remplazando la porción coronaria por una estructura de cerámica. El procedimiento se inicia con la construcción un “muñón o núcleo” el cual puede requerir anclaje o no al conducto radicular mediante un perno. Sobre este muñón, mediante impresiones y modelos trabajados junto al laboratorista dental, se construye la corona cerámica la que otorga estética (es color diente) y devuelve la función a la pieza dentaria.

PUENTES FIJOS:
Los puentes fijos son un tratamiento que busca la reposición de una pieza dentaria perdida. Al igual que las coronas, requiere de la confección de muñones en las piezas dentarias vecinas al espacio desdentado, y mediante impresiones, modelos y trabajo de laboratorio, se confecciona una estructura que será cementada a las piezas vecinas.
 
Rehabilitación pieza 1.2. Prótesis fija singular.
 
Rehabilitación pieza 1.1 y 1.2. Prótesis fija singular en cerámica.
 
Rehabilitación pieza 1.1 y 1.2. Prótesis fija singular en cerámica.