¿QUE SON LOS IMPLANTES?
Son dispositivos de “titanio” que se colocan dentro del tejido óseo como medios de anclaje. En el caso de reemplazo de dientes perdidos, sirven de raíces artificiales para el soporte de las futuras coronas. Se realizan desde el año 1965 y en los últimos años la técnica se ha perfeccionado, asegurando sobre un 90% de éxito, en diferentes situaciones clínicas.

TRATAMIENTO IMPLANTOLÓGICO
Existen variadas alternativas de tratamiento que el profesional debe indicar de acuerdo al caso que se presenta en forma particular, pero resumidamente, el tratamiento se realiza en 2 etapas:

ETAPA1:
QUIRURGICA:
Donde se lleva a cabo una intervención en la que se prepara el tejido óseo para alojar un implante de titanio, en la posición adecuada según la planificación del tratamiento, luego se cierra la herida, para esperar el proceso de “oseointegración”, por el cual se produce una íntima relación entre el hueso y el implante, otorgándole las características necesarias para soportar las fuerzas aplicadas en la función dentaria. Este período es de alrededor de 4 a 6 meses. Pasado ese tiempo y comprobado que se produjo la integración del implante al organismo, se accede al implante y se sigue a la siguiente etapa.

ETAPA2:
REHABILITACIÓN:
Se comienza a realizar un par de semanas después. Se inicia la rehabilitación colocando un pilar definitivo que soportará las coronas dentarias o elementos para soportar una prótesis fija o removible. Existe la opción de colocar el implante y hacer la rehabilitación en una sola sesión (Carga Inmediata), estos casos requieren de condiciones especiales que deberán estudiarse como parte de la planificación del tratamiento.

CONTRAINDICACIONES: No es aconsejable tratar con implantes a menores de 18 años, por encontrarse en etapa de desarrollo, diabéticos descompensados, y personas que estén siendo irradiadas o cualquier tipo de enfermedad bucal activa. El consumo de cigarrillos también es un factor importante a tener en consideración, ya que este hábito está comprobado aumenta el fracaso del tratamiento.
 
CASO 1: Rehabilitación mediante implantes oseoitegrados y protesis fija sobre dientes naturales.
 
CASO 2: Rehabilitación mediante prótesis híbrida.
 
CASO 3: Sobredentadura mandibular..
   
CASO 4: Implantes unitarios piezas 1.5 y 1.4.