Es la especialidad enfocada a la problemática odontológica de niños y adolescentes. Esto es, acompañar al paciente en su crecimiento y desarrollo dentario y maxilar desde la erupción de sus primeros dientes aplicando un criterio actual que es eminentemente preventivo. Educar y asesorar a sus padres en los cuidados bucales y dentarios.

Al ser la enfermedad de caries dentaria el mayor problema de salud bucal, la especialidad de odontopediatría, se concentra en identificar los riesgos que presenta el paciente niño y adolescente precozmente de manera de planificar estrategias de tratamiento orientadas a resolver sus problemas con un enfoque de riesgo individual.

La caries dental es una enfermedad infectocontagiosa causada por bacterias conocidas y afecta a los tejidos calcificados de los dientes. Es una enfermedad multifactorial, es decir, son diversos factores que conjugados determinarán su presencia o no. Es una enfermedad crónica, es decir, de lenta evolución y se establece en la boca mucho antes de producirse manifestaciones clínicas (visuales) o sintomáticas (dolor).

Por otra parte, la odontopediatría, se enfoca en diagnosticar precozmente anomalías dentomaxilares (formas de mordidas alteradas o anormales), anomalías de forma y número (faltan o sobran dientes), anomalías asociadas a malos hábitos como succión de chupete, dedo, onicofagia (comerse las uñas), etc. Así, con el diagnóstico precoz, es posible, en muchos casos, interceptar y resolver la anomalía, o bien planificar el momento oportuno de derivar al paciente a la especialidad de ortodoncia.

Otro aspecto importante del quehacer de esta especialidad es la dedicación a los pacientes con necesidades especiales. Esto es, niños y adolescentes con alguna condición que los hace especialmente vulnerables al presentarse alguna falencia mental, motora o física. Por ejemplo: Parálisis cerebral, síndrome de Down, fisura labiopalatina, etc.

Finalmente, es importante la resolución de la urgencia ante un traumatismo dentoalveolar en paciente niño o adolescente. Brindar el tratamiento oportuno y protocolizado e integrar en equipo junto a otras especialidades (radiología, endodoncia, rehabilitación) las posibles consecuencias del daño que se haya producido en las estructuras dentarias.
 
CASO CLINICO 1: Fractura coronaria incisivos centrales
 
CASO CLINICO 2: Corrección de mordida invertida simple.
 
CASO CLINICO 3: Asincronía de erupción de incisivo central superior izquierdo por encía fibrosada.