Técnica de Rehabilitación de gran versatilidad, ya que permite resolver la gran mayoría de los casos de pérdida de piezas dentarias mediante un aparato de acrílico o metal acrílico, que como su nombre lo indica, estas se pueden sacar y poner, ya que se sujetan mediante retenedores metálicos a las piezas vecinas. Permite hacer prótesis provisionales y “definitivas” a un costo relativamente bajo.

Como puntos en contra tenemos la estética, ya que se aprecian retenedores metálicos además del disconfort por tener un aparato móvil en boca.